Inicio Quienes Somos Entretenimiento Contáctenos
Ingresar Registrarse
Artículos Gratuitos sobre electrónica básica y avanzada y venta de libros electrónicos.

ARTICULOS TECNICOS NOVELADOS
EL INDIO TOCAPOTEE
VIDA Y MUERTE DEL REPARADOR IMPROVISADO

por ING. PICERNO




Tamaño A+ A-

1 INTRODUCCIÓN

El cacique Tocapotee fue el más temible asesino de aparatos electrónicos; escondido bajo su perfecto disfraz de eximio reparador, se presentaba en el domicilio del usuario en desgracia, como componedor de cualquier electrodoméstico electrónico o electromecánico y otras cosas similares que hablaran, generaran luz, chuparan tierra, desmenusaran alimentos, abrieran latas y cosas por el estilo.
 
Aparentemente, el común denominador era que tuvieran enchufe o portapila; Tocapotee vivió su esplendor en la época de las válvulas, pero sus hordas salvajes se continúan hasta  nuestro días y se reproducen con una velocidad escalofriante, engordados por lo que  a otros adelgaza, las crisis económica y su secuela de desocupación. En efecto, es  suficiente que un país entre en crisis para que los descendientes cercanos o lejanos  de Tocapotee se avalancen sobre los más variados dispositivos electrónicos, con  más voluntad que conocimiento, y rompan todo a su paso.

Donde pasa un indio de la tribu de Tocapotee no vuelven a crecer las clásicas leyes de la electrónica o, por lo menos, así le parece al pobre desgraciado que intente componer un dispositivo salvajemente despojado de su cabellera de cables y componentes. ¿Qué temible maleficio imponen las huestes de Tocapotee? El autor desconoce la respuesta a esta pregunta, pero está seguro de que ese maleficio existe y que no es la ciencia el camino para destruirlo. Así como existe la magia blanca y la magia negra, existe la técnica blanca y la técnica negra y ésta no se difunde por por Internet ya que se tratan de técnicas  alternativas. En una palabra "nadie conoce cómo deshacer el maleficio de Tocapotee".

2 VIDA, PASION Y MUERTE DEL INDIO TOCAPOTEE

Tocapotee fue un renegado, pero los renegados siempre tienen una buena razón para renegar de todo. La psicología de salón reconoce que existe siempre un primer hecho causante de todas las desgracias posteriores y que cuanto más temprano es este primer hecho, mayor es el daño que provoca. Aquellas cosas que nos marcan en nuestra niñez o adolescencia se fijan en nuestra personalidad con mucha más fuerza que cuando lo hacen en nuestra primera, segunda o tercera juventud (minga voy a reconocer que esto lo escribe un viejo de 71 años). Pues bien, el problema del cacique Tocapotee se presentó sumamente temprano en su vida.
El problema de Tocapotee fue un destete precoz...., demasiado precoz. A las pocas horas de nacer, su madre llamada "Mala Suerte" lo puso al pecho e inmediatamente lo  destetó cuando observó que Tocapotee en lugar de chupar, soplaba. Con ese comienzo  no podía forjarce más que un forajido y eso fue Tocapotee durante toda su vida.

De nada valieron los consejos de su padre el cacique "Yque Tepuedo Cobrar" para que Tocapotee siguiera con la ancestral profesión de comerciante que era tradicional en su familia. Tocapotee era un indio para formar malones, aunque sus armas difirieran de las convencionales; en efecto, Tocapotee cambió la lanza por el destornillador  perillero, pero les aseguro que la lanza cauzaría menos daño. Desde pequeño sólo se  interesaba por sabotear los nuevos inventos que proliferaban en la tierra que fueran  de sus mayores y que el hombre blanco le había arrebatado a los aborígenes, según  decía él (El padre se murió llevándose un secreto a su tumba. En realidad, su abuelo había  cambiado esas tierras por espejitos de colores en una esplendida negociación con  unos navegantes españoles).

Mientras Tocapotee pudo, frenó la rueda del progreso cortando cables, telegráficos primero y telefónicos después, o causando interferencias cuando llegó la radio.  Cuando la rueda del progreso le  pasó entre la cabeza y el tronco, se calzó el cuello ortopédico, se disfrazó de reparador  y haciendo como que reparaba, se encargó de romper todo lo que podía y algo más.

Al mismo tiempo se aseguró de generar una abundante cantidad de indiecitos que  fueran tanto o más malos que él, y que ellos, a su vez, generaran otros, etc., etc. hasta  nuestros días, en que sus hordas son tan numerosas como destructoras y según mis  contactos por Internet, pueblan el mundo entero.

Al cacique Tocapotee lo mató la televisión. En la dorada época de las radios de mesa, existía una costumbre ancestral que permitía reconocer la etapa fallada de forma casi inmediata sin más instrumental o herramientas que un dedo de la mano.
Las viejas radios poseían válvulas electrónicas (algunas de vidrio y otras de metal) provistas de un casquillo, además de la consabida base fenólica con patas cilíndricas de cobre estañado. En el casquillo siempre se colocaba la conexión de la reja de control para evitar la captación de molestos zumbidos, ya que las válvulas poseen un filamento y éste se alimenta directamente con tensión alternada proveniente del transformador de poder. 

Explico esto porque sé que este artículo será leído por una  legión de seguidores que, por su edad, nunca utilizaron una válvula (recuerdo que  una vez, mirando una válvula, mi hijo me preguntó: Papá, ¿cómo funciona ese transistor  grandote de vidrio que adentro tiene un led rojo?

Si uno tocaba el casquillo introducía zumbido en las válvulas de audio y ruido en las de FI y conversora o amplificadora de RF y con un poco de experiencia, observando dónde se dejaba de escuchar esa indicación acústica, se podía determinar  la etapa fallada. Luego, un cambio de la válvula indicada solía dejar solucionado el  desperfecto.

Tocapotee utilizó este método miles de veces, hasta que el método se hizo carne en él, de modo que lo empleaba sin pensar siquiera en lo que estaba haciendo.
Sólo que él agregaba un toque personal, se mojaba el dedo en su boca  para mejorar el contacto.

La rueda del progreso ya había pasado una vez por encima del indio, pero éste seguía despreciándola con total desparpajo. Esta vez, la rueda del progreso había traído un invento diabólico, la famosa caja boba o televisión. Y ocurrió el día en que a nuestro personaje lo llamaron para reparar su primer televisor. Aunque él no tenía idea de lo que había adentro del mismo, cuando le preguntaron si reparaba televisores respondió con su ahora famoso latiguillo: "NO ME OFENDA, POR FAVOR, ESA ES MI ESPECIALIDAD".

Ese día llegó a la casa del cliente, sacó la tapa del TV con una destreza sorprendente, que cautivaba a su clientela y que era casi un baile tribal, miró adentro, observó dos válvulas con casquillo (cantó mentalmente el uni du li trua, oso fete colorete, una do li trua) se mojó el dedo y lo puso con todas sus ganas en el casquillo de la rectificadora de alta tensión. Hicieron falta 18KV para matar tanto indio. Pero Tocapotee murió con los ojos bien abiertos (12 pulgadas  cuello fino) para que el mundo sepa que estaría controlando todo desde el Más Allá.

Según su voluntad, su cuerpo fue trozado delicadamente y sus restos fueron enterrados  allí donde su progenie se había desplazado. La cabeza fue enterrada en Estados Unidos, un brazo en Rusia, otro en Inglaterra y así sucesivamente. El autor desconoce qué  parte le correspondió a América de habla hispana, pero las malas lenguas dicen que fue una de las  partes pudendas del viejo indio. Lo cierto es que en el mismísimo velorio se apareció  el alma del muerto que arengó a la indiada para que prosiguiera con su obra de mal,  destruyendo a su paso todo lo que la civilización creara y además, los impuso del  famoso maleficio que nadie hasta ahora a podido vencer. Cuando alguien de la tribu  no puede reparar un equipo le aplica el maleficio para que ningún otro reparador  tenga éxito.

3 EL MODUS OPERANDI DE TOCAPOTEE

Tocapotee tiene un modo de trabajo muy preciso, aunque Ud. no lo pueda creer. Ese modo de trabajo o rutina no tiene una falla conceptual, en el fondo es absolutamente correcto, lo que está mal es su implementación. Pero luego de sesudos estudios, el autor descubrió que si se modifica adecuadamente, el método del cacique
Tocapotee puede ser empleado como método de reparación y no de destrucción. Y nosotros le vamos a enseñar a cambiar la magia negra por blanca en un esfuerzo editorial sin precedentes, que implicó que más de 20 ingenieros y casi 60 técnicos trabajaran full time durante varios años, decodificando viejos papiros que aclararon por fin el secreto de Tocapotee.

Ud. póngase en el lugar de un reparador que tiene que arreglar un TV TRC pero que  jamás en su vida estudió televisión (a muchos no le va costar esfuerzo alguno).

Suponga que la falla del televisor es que la imagen tiene la mitad de la altura correcta.  Busque todos los presets del equipo y comience a tocarlos observando si alguno de  ellos modifica la falla, si alguno achica o agranda la altura ya sabe en qué zona del  TV está la falla; ahora desconecte el TV de la red y observe a qué circuito integrado  está conectado directa o indirectamente el preset seleccionado. Cambie el circuito  integrado y los componentes periféricos al mismo y, con toda seguridad, el equipo  quedará reparado sin necesidad de saber cómo funciona un TV.

Ud. dirá que este método no tiene aplicación hoy en día porque los ultimos TVs a TRC y los LCD, Plasma, LED, Smart, OLED y todo lo que vendrá, no tienen un solo preset. Y yo le digo que aquí valen las palabras del principito cuando decía "Lo esencial es invisible a los ojos" Los TVs no tienen preset reales, pero tienen preset virtuales que se ajustan por el modo service. Y si hay algo que la tribu de Tocapotee conoce como el lenguaje de señas es, saber usar el control remoto con los códigos secretos del "Modo Service".

¿Por qué digo que el método es correcto pero falla en su implementación? Digo que es correcto porque conduce a la reparación de la falla. Pero falla en su implementación porque es imposible volver a dejar los preset tocados (que no modificaron la falla) en el preciso lugar en que estaban ajustados, dejemos de lado que en muchos casos el indio ni siquiera se toma la molestia de volverlo a la posición
primitiva, porque en sus entrañas algo le dice que el preset es inservible. El resultado termina, por lo general, con un equipo que presenta otras fallas además de la original, debido a los desajustes de varios presets. Este método puede ser perfeccionado sin modificar su criterio original. 

Una modificación obvia es marcar los presets en su  posición original, pero es un método poco preciso; mucho más adecuado es medir  con un téster digital el valor de resistencia entre el cursor y ambos extremos y anotar  esos valores prolijamente en un plano de posición de presets. Si el preset no opera sobre la falla,  se procederá a ajustar todos los presets tocados utilizando el mismo téster  y a otra cosa. De cualquier modo, debemos avisar de un peligroso comportamiento  de algunos preset ubicados, sobre todo, en fuentes de alimentación pulsadas de TV. En algunos equipos un movimiento rápido del preset de regulación de la tensión de  fuente o simplemente un toque con un perillero metálico puede causar la muerte de la fuente. Así que actúe con gran suavidad y con un perillero con eje de cerámica súper dura que ya se consiguen en las casas de electrónica (su precio oscila en los 30  U$S, pero vale la pena gastarlos porque tienen filo eterno).

Aparte del resultado, la implementación de un método de trabajo debe cumplir con otros requisitos que podríamos llamar del tipo moral. Un buen método de trabajo debe dejar dinero y aprendizaje, y el método descripto no deja enseñanza alguna; cuando Ud. terminó el trabajo sabe lo mismo que antes de comenzarlo y ésa es su principal falencia.
 
Por otro lado, falta analizar los aspectos económicos del método  y su aplicabilidad en todos los equipos. Desde el punto de vista económico, este método es malísimo porque se  cambian materiales sin saber cuáles están dañados y cuáles no. Es cierto que se  pueden cambiar los materiales uno por uno y probar cada vez, pero entonces se hace  más lento y puede ocurrir que haya más de un material dañado, lo cual no es extraño si la etapa maneja potencia.

Con referencia a su aplicabilidad general, es donde más falla el método de Tocapotee; los equipos modernos prácticamente no tienen presets y, como dice un dicho popular (totalmente errado por otra parte), muerto el perro se acabó la rabia. Mire una plaqueta moderna, por ejemplo una T-COM de un TV LED ¿se anima a aplicar el método de cambiar y probar con esos resistores y capacitores del tamaño de un mosquito famélico.

Adiós método de Tocapotee, la rueda del progreso ha vuelto a pasar sobre el cadáver de nuestro querido indio y posiblemente lo hizo sobre la parte del cadáver que, según dicen, fueron enterradas en nuestras tierras.

Sin embargo, aun reparamos equipos que poseen abundante cantidad de presets y no está indicada su función sobre la plaqueta (por ejemplo, muchos centros musicales y muchos DVD en la  sección que le sigue al pick-up). En estos casos no hay más remedio que usar el método Tocapotee  modificado, pero con la intensión de reconocer para qué sirve cada preset y luego  emplear un método de ajuste adecuado.

4 LA INDIADA ESTÁ EN PIE DE GUERRA

No es para menos, la indiada esta famélica, cada vez son menos los equipos que permiten la aplicación del método de Tocapotee y el alimento no alcanza para todos. Sólo les queda encaminar su odio por el lado del famoso maleficio para impedir que otro pueda realizar la reparación por más conocimientos que tenga.

Pero el odio no alimenta y muerto su líder, la indiada no sabe encontrar el camino correcto. El camino correcto es uno solo y es un sueño recurrente del autor. En mi sueño aparecen kioscos de venta de revistas, locales de venta de libros y páginas de Internet. Es  casi de madrugada y los kioscos y librerías están cerrados y las paginas no tiene visitantes, pero hay larguísimas filas de indios que esperan pacientemente su turno para comprar  libros, revistas, eBoock y artículos de electrónica. Luego, por la tarde, esos mismos indios se ven  poblando las aulas virtuales de las escuelas especializadas, que tienen que poner servidores con aulas enormes  porque ya tienen colmada la capacidad de las normales. ¿Exagerado? Bueno, el sueño  es mío y cada uno es dueño de soñar lo que quiere.
¿Existe otro camino para la indiada de Tocapotee? El autor considera que no, un fabricante de la actualidad se cuida de colocar un preset, más que el diablo del agua bendita. No duda que es preferible utilizar un sistema de comunicaciones de doble vía, entre el microprocesador y los diferentes integrados del sistema (I2CBUS), y ajustar los parámetros de los circuitos por una pantalla de predisposición, comandable desde un control remoto especial o mediante un código de service.

5 EL FAMOSO MALEFICIO DE TOCAPOTEE

¿Existe el maleficio? El autor no cree en esas cosas y prefiere considerar que se trata de una consecuencia del método de trabajo. En efecto, cuando uno está reparando un equipo, trata el mismo como si la falla fuera natural, es decir, producida por el transcurso inexorable del tiempo, por el mal uso, por problemas de alimentación o de descargas atmosféricas. Jamás toma en cuenta la mano del hombre porque, aunque lo tenga en cuenta, para nada le sirve, debido a que el proceder de ese humano (no quiero decirles animales por amor a mi cachorra de Dogo que es muy inteligente) no genera fallas lógicas.

El autor jamás se olvida de preguntarle a sus clientes si el equipo pasó antes por otras manos que realizaron un intento de reparación. Y la respuesta es siempre incondicionalmente negativa. Hace poco dudábamos sobre el ajuste de la etapa de potencia de RF de un teléfono inalámbrico; por lo tanto, llamé al cliente y le pedí que viniera a nuestro laboratorio, le hice la pregunta habitual y respondió, por supuesto, negativamente. Para esos casos tenemos preparada instalaciones especiales  en nuestro laboratorio, que llamamos cariñosamente "sala de torturas". Luego de dos horas  de picana eléctrica y una hora de masazo erótico, confesó la verdad; el equipo había  tenido un intento de reparación por un amigo del hijo, que se había recibido en el  "IPT" (Instituto Politécnico "Tocapotee") con menciones honoríficas. Lo peor del caso,  es que parece que en ese instituto lo habían perfeccionado en técnicas de ocultamiento,  porque les aseguro que no existían rastros de su trabajo. Es evidente que se trataba  de un indio diplomado de las huestes de Tocapotee o, tal vez, de una tribu amiga, la de los indios  Tocanucleo, una de las más peligrosas.

En una palabra que el maleficio no existe; aunque ese centro musical que tenemos en el laboratorio no responde a prueba lógica alguna... no será que tal vez pueda estar maldito.... y si le hacemos la prueba del unto de ajo... quizás responda y entonces podamos repararlo. En fin, que el maleficio no existe pero las dudas, sí.

Y para terminar quiero ofrecerles una imagen exclusiva del indio Tocapotee y su fiel perro llamado "gato" y despedirme de todos, pidiendo encarecidamente a mis lectores que si alguno descubre como curar el maleficio me lo haga saber para divulgarlo aquí en mi página. 



Más ARTICULOS TECNICOS NOVELADOS





El Ing. Alberto Picerno, conocido en toda latinoamerica por sus cursos de Tv y LCD, es el autor mas prolífico sobre Electrónica, con mas de 40 libros tecnicos y cientos de articulos publicados. 

Se inicio en el mundo de la electronica de niño ayudando a su padre que era hobbysta y aficionado a la radio.

Su experiencia temprana le permitio recibirse con medalla de oro al mejor promedio de "Tecnico Nacional el Telecomunicaciones" y posteriormente volvio a obtener la medalla de oro al mejor promedio como "Ingeniero en electronica en UTN"

Leer Mas Aquí



Artículos Gratis
Sobre Electrónica
por Ing. Picerno


Ir a Artículos Gratuitos      


Libros Digitales

Adquiera los mejores
Libros Digitales (Ebooks)
Sobre Electrónica

Ir a Sección Libros      

MAPA DE LINKS:

INICIO - QUIENES SOMOS - ENTRETENIMIENTO - CONTACTENOS

TV: TRC - LCD - Plasma - LED - Smart - OLED

SOLDADURAS: SMD - BGA - Maquinas de Rebaling

TALLER: Puntas de prueba Sonda de RF - Punta de prueba BEBE - Punta de prueba Filtro Pasabajo - Instrumentos Fuentes - Instrumentos Evariac - Instrumentos SuperEvariac - Instrumentos Varios

AUDIO: Amplificadores Analogicos - Amplificadores Digitales - Bafles Caseros

MANUALES: TV TRC - TV LCD - TV Plasma - TV LED - SmartTV - TV Oled - Fuentes de TV - T-COM - Driver de LED - Inverters

EBOOKS

PROGRAMAS: Simuladores de Circuitos Multisim - Simuladores de Circuitos Livewire - Simuladores de Circuitos Proteus - Programas para PICs y memorias Ram

MICROS: Diseñando con PICS 1 - Diseñando con PICS 2

OTROS ARTICULOS

ARTICULOS DE LA A A LA Z

Ingeniero Alberto Picerno - Av. 2 de Abril 140 - Burzaco - Buenos Aires - Argentina - Tel: 011-4299-2733
Articulos y Ebooks de Electronica - Todos los Derechos Reservados - 2016

Diseño y Hosting RCH
rch.com.ar - redcomser.com.ar